Inicio Música Fito Páez se confiesa ante su victoria doble en el Latin Grammy

Fito Páez se confiesa ante su victoria doble en el Latin Grammy

Esta noche, el cantautor argentino Fito Páez no podría estar más satisfecho, porque logró triunfar en dos de las tres categorías del Latin Grammy en las que se encontraba nominado: Mejor Álbum Pop Rock y Mejor Canción Pop Rock.

Además de ello, ofreció una de las presentaciones más espectaculares de toda la ceremonia, sentado al piano en la azotea de un edificio de Buenos Aires y al lado de la promesa argento-española Nathy Peluso, quien dio incluso muestra de sus habilidades para el baile.

En todo caso, durante su aparición virtual en la sala de prensa igualmente virtual del evento, el sudamericano trató de quitarle al triunfo ese aire mítico que a veces se le da. “Los premios son palmadas que te dan en la espada, con las que te dicen ‘bien, flaco, seguí pa’ delante”, afirmó. “No les voy a negar que aquí en la casa todo esto generó un revuelo importantísimo, y estamos felices de haber ganado, es decir, como la familia Páez”.

“La Academia [Latina de la Música] tiene ya una envergadura que no es solo musical, sino también social, en el sentido de que es una institución que acompaña la vida de muchas personas ligadas al mundo de la música”, añadió, como reconocimiento a quienes le otorgaron los gramófonos.

Más adelante, cuando alguien le preguntó qué le quedaba por hacer (o algo semejante) luego de los logros de esta noche, se enojó un poco. “¡Me estás metiendo en el cajón!”, se quejó. “Todavía queda un montón de cosas por hacer; hoy mismo hemos seguido grabando y haciendo música. Los músicos no andamos por allí buscando premios; cuando nos los dan, lo agradecemos mucho, pero son solo una caricia”.

Ocurrió lo mismo cuando se le pidió que le diera un mensaje a quienes se encuentran lidiando con la pandemia. “Soy un hombre perdido en el mundo. No tengo nada que decirle a nadie; solo a mis hijos, a los que le brindo algunas ideas para enfrentarse al mundo”, precisó. “Me invitas a la corrección política… Me parece que la raíz humana es muy delirante, y que decir mucho sobre eso sería pecar de ‘pavote’”.

“Lo que sí puedo decir es lo que pasa con los Páez: tras nueve meses, estamos todos sanos y no infectamos a nadie, y me parece que por ahí va la cosa, en la conciencia que exista dentro del pequeño ámbito familiar”, contempló. “Lo que pase más allá está fuera de mi control”.

Finalmente, tras aceptar nuestra temerosa intervención para saber su opinión sobre lo que ha venido sucediendo en el Perú (“queremos pueblos libres de la manera que sea”, nos dijo), aseguró que hablar de uno mismo termina siendo siempre un acto un tanto necio.

“Lo importante es que estemos en conexión”, indicó. “Lo importante de este momento es que estemos luchando, porque pretender ser una suerte de chamán, de mirador del mundo, es muy difícil, o casi imposible. La música es un factor importante en la vida de todos nosotros, y durante la pandemia, ha servido también para acompañarnos”.